Anillo de dos flores con calado ensamblado en cristal

Este producto está realizado con la técnica del calado y de forma totalmente tradicional, puesto que cada uno de los pasos a seguir durante el proceso de elaboración se llevan a cabo manualmente. Sin embargo, los hilos usados son distintos a los que se han empleado desde siempre, por lo que este producto combina labor 100% artesanal con personalidad e identidad 100% contemporáneas.
El primer paso conlleva marcar una tela especial para calar hecha de lino, la cual, en el segundo paso, se monta en un bastidor hecho de madera. A continuación, se da comienzo a la labor artesanal en sí: calar la tela para dar la forma deseada al producto. En este caso, el calado usado es el calado de galleta. Asimismo, se emplean hilos de seda negra para el borde y la base, así como metalizado en color rojo para las dos flores. Por último, se desmonta la tela del bastidor y se recorta el producto para luego entregárselo a la vidriera que, de este modo, concluye con la última tarea: ensamblar la tela entre dos cristales y sellarlos con una aleación de plata, estaño y cobre.
La dimensión del anillo es de 3,5 cm de alto por 2,5 de ancho.